índice

Post escrito por Ana Belén López Núñez

Son muchas las emociones que aparecen cuando enfrentamos la difícil tarea de cuidar a un enfermo; rabia, ira, depresión, impotencia, pena, desesperanza…. y una de las más comunes; LA CULPA.

El sentimiento de culpa es un mal aliado en nuestro día a día, aparece cuando menos lo esperamos,  provocándonos aún más agotamiento mental que repercute en el físico.

Superar la culpa no es algo tan sencillo, pero es vital hacerlo porque nos puede llegar a inmovilizar, sumando más dificultades a las tareas que tenemos que afrontar.

índice sscs0208 atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones ¿QUÉ PODEMOS HACER ANTE EL SENTIMIENTO DE CULPA?   ndice 1Lo  principal es ser objetivos, plantearnos si estamos realmente haciendo todo lo que está en nuestras manos, los remordimientos se confunden con la culpa. Debemos admitir las limitaciones que todos tenemos, aprender a decir que NO, saber delegar y no asumir funciones que no nos competen.

Para evitar que el sentimiento de culpa nos atormente, tenemos que entender que aunque somos los responsables del cuidado de nuestro usuario no somos los responsables de la enfermedad. En cambio, sí que somos responsables de nuestro propio bienestar.

Una buena gestión de nuestras emociones nos protegerá del estrés y evitará que caigamos en el “Burn out” (síndrome de estar quemado) causa de muchas bajas laborales.

Una actitud positiva no solo nos beneficia a nosotros, también influye en nuestro usuario, liberarse de la culpa es parte de nuestras tareas como cuidador.

 

“La culpa  es el obsequio que nunca se termina, no aceptemos ese regalo.”

Post escrito por Ana Belén López Núñez

Docente Sociocultural, profesora del curso:

SSCS0208 Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales

Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Contact us